Descubriendo Tyria: capítulo seis

En la MomoCon del año pasado, los miembros del equipo narrativo presidieron un panel en el que explicaron los fundamentos del diseño narrativo en Guild Wars 2. Con la colaboración del público, crearon un concepto básico para Vikki y su moa, Momo, quienes dejaron Rata Sum para explorar más Tyria. Podéis leer todo sobre ellas en los capítulos anteriores de su historia.

temerosa

“Suéltame”, le dije.

En un acto reflejo, miré por encima de mi hombro y me mareé al ver la caída hacia Linde de la Divinidad. Las agujas más altas del cementerio estaban a seis metros de distancia como mínimo, y el patio de dura piedra a casi quince. Me imaginé lo que pasaría si la mujer norn me soltara la muñeca de repente, haciéndome perder el equilibrio. O si me empujara…

“Oye”, dije con algo que sonó como un chillido. “¿Podrías dejarme bajar de la cornisa primero?”

“Creo que no necesitas preocuparte por eso.” Aún, implicaba su suave voz. “Lo único que necesito es que contestes a mis preguntas. Hasta que lo hagas, no nos moveremos de aquí.”

No me hacía daño, pero la manera en que me agarraba era como tener mi muñeca atrapada en el brazalete de un esfigmomanómetro. No intenté liberarme. El sacerdote seguía cerca, pero si gritaba o montaba una escena, no creo que él llegara a tiempo antes de que la norn hiciera algo horrible. Aunque consiguiera soltarme, ella me alcanzaría en segundos. Mi mejor opción era quedarme quieta y esperar una oportunidad.

Tonni debía de haberla enviado. Puede que se hubiera arrepentido de haberme comprado la M.A.S.C.O.T.A. O tal vez, pensé de manera poco caritativa, tan solo se arrepiente de haber tenido que pagar. Sabía que ella era una mujer de éxito, pero no que tuviera sicarios que le hicieran el trabajo sucio.

“No hacía falta que me agarraras así”, le dije. “Podrías haberme preguntado y ya está. Tonni me hizo una oferta y yo la acepté. ¿Qué quiere ella ahora?”

La norn arqueó las cejas. “Pero os separasteis de manera poco amistosa, ¿verdad?”

“¡No!” Noté cómo se me calentaba la cara. Yo nunca le había hecho nada a Tonni, pero ella siempre se aseguraba de hacerme sentir miserable. “Dile que puede hacer lo que quiera con el dispositivo. Ya me da igual. Pero fue ella quien dijo que estaba roto. Sabía en qué se estaba dejando el dinero.”

Aflojó un poco el puño y entrecerró los ojos. “¿El dispositivo está roto?”

“No… No lo sé. Cuando lo probé delante de ella, me dio una lectura que no esperaba.”

Volvió a apretar los dedos. “¿Que lo probaste?

“¡Le hice una demostración!” Un pájaro salió volando del tejado de piedra más cercano, batiendo sus alas. Tragué saliva y miré a ver si el sacerdote me había oído, pero se había ido al otro lado de la estatua del dios. “Por esa razón estaba yo allí. Fue una estupidez vendérselo a ella, pero creí que nadie más lo querría, sobre todo si no funcionaba bien. No sé qué te habrá dicho ella, y supongo que es mi palabra contra la suya, pero lo siento si te mintió para hacerte venir aquí. Hace cosas como esa muy a menudo.”

Era la primera vez que decía en voz alta que Tonni mentía. En el mundo académico aprendí rápidamente que lo que importaba de verdad allí era si la gente estaba dispuesta a creer en varios niveles de pruebas, por lo que conceptos como mentir se volvían borrosos. ¿Podía demostrar que Tonni había hecho algo malo y que después intentó culparme a mí por ello? ¿Que lo hizo adrede y con malicia? ¿Me creería la gente que no tiene razones para pensar mal de ella? Se le daba muy bien salir airosa de situaciones a base de convencer a la gente. A mí ni siquiera se me daba bien hablar.

Para mi sorpresa, la norn soltó lentamente mi muñeca. Se inclinó hacia atrás y su postura cambió de agresiva a relajada, como si las dos realmente estuviéramos teniendo una conversación informal. “Tiene pinta de una amistad arruinada”, dijo con una voz que resultaba hasta amable. Como si lo comprendiera.

No me gustaba. “No exactamente. Si no te importa, preferiría no hablar de ello. Ella suele enterarse de las cosas, sobre todo a través de la gente que trabaja para ella.” Salté de la cornisa hacia la calle, medio esperando que ella volviera a intentar atraparme.

“¿Quién dice que yo trabaje para Tonni? La estoy buscando.”

La adrenalina empezó a remitir, lo que me dejó enfadada y susceptible. “Entonces, ¿por qué me has asustado así? ¿Qué está pasando?”

“El dispositivo que le vendiste. Debe de tener más o menos el tamaño de tu puño, ¿verdad?”

“Sí.”

“¿Quién te lo dio?”

“Yo.” Pestañeé. Empecé a pensar que me había metido en algo que me superaba por completo. “Quiero decir, no me lo dio nadie. Yo lo inventé. No era más que un trasto cutre que fabriqué para conseguir financiación de una sociedad, nada más.”

“¿Y qué es lo que hace?”

“Supuestamente, analiza el ganado y predice su esperanza de vida.”

enfado1

Se cruzó de brazos y se frotó el puente de su nariz. “Plumas de cuervo…”, murmuró. Casi me sentí mal por ella, pero luego recordé cómo me miró por primera vez: como una arruga a la que había que pasar la plancha.

“Me preocupaba más Momo que otra cosa”, le dije. “Así que no sé qué pasó con Tonni después de que se llevara el dispositivo. Lo siento.”

“¿Momo?”

“Mi moa mascota.”

La norn se arrodilló ante mí. Me pilló desprevenida. La gente más grande que yo casi nunca hacía eso. “O eres muy buena actriz”, dijo mirándome a los ojos, “o te debo una disculpa.”

Me froté la muñeca. “Me conformo con una explicación.”

“Me llamo Alfhildr.” Me sonrió, pero parecía una sonrisa forzada. “Y antes de explicarte nada, me gustaría ver a Momo.”

Me saltaron todas las alarmas. “¿Por qué?”

“Porque creo poder decirte por qué tu dispositivo no funcionó bien. Y porque ahora mismo, tu mascota y tú sois mi única pista.”

Artículo extraído de www.guildwars2.com. Puedes distribuirlo siempre que pongas la fuente original.

Compra de Guild Wars 2: Path of Fire

Crea una cuenta de Guild Wars 2 y juega gratis

ArenaNet Guild Wars 2 Spain Logo

©2016 ArenaNet, Inc. Todos los derechos reservados. NCsoft, el logo con las NC entrelazadas, ArenaNet, Arena.net, Guild Wars, Guild Wars Factions, Factions, Guild Wars Nightfall, Nightfall, Guild Wars: Eye of the North, Guild Wars Eye of the North, Eye of the North, Guild Wars 2, y todos los logos y diseños asociados son marcas o marcas registradas de NCsoft Corp. El resto de marcas son propiedad de sus respectivos dueños.
Guild Wars 2 Spain V2.1.1 - Esta web se encuentra bajo licencia Creative Commons 3.0